¡AFRONTEMOS EL PROBLEMA! ¿Es lógico creer en Dios? ¿Es Dios simplemente un mito? ¿Una invención surgida de la ignorancia y la superstición del pasado? Esto es lo que muchos suponen. Por mi parte, ¡yo quería SABER! Y espero que usted también, apreciado lector. Puse en tela de juicio la existencia de Dios. También examiné la doctrina de la evolución. No me propuse desmentir ni la una ni la otra, pero sí investigué y examiné cuidadosamente los argumentos en pro y en contra, porque el saber que Dios existe, o que no existe, es precisamente el punto de partida para la adquisición de todo conocimiento......

Para llevar a cabo esa investigación, que inicié hace más de medio siglo, eliminé por completo todo prejuicio de mi mente. Fui en pos de la verdad, fuera ésta o no lo que yo quería creer. Existen dos explicaciones para el origen del universo, de la vida y del hombre. Una es la creación, llevada a cabo por un Dios Creador, y la otra es la teoría de la evolución. En los círculos intelectuales ha llegado a prevalecer la doctrina de la evolución. Esta última ha ganado aceptación general no sólo entre científicos y educadores sino que muchos que profesan el cristianismo la han aceptado, si bien únicamente en forma pasiva.Por otra parte, aunque son una minoría, todavía existen científicos, educadores, grupos religiosos fundamentalistas y grupos pertenecientes al judaísmo que se aferran a la creencia en la existencia de Dios......