ÚLTIMO

GRAN

DÍA

 
 

 


Representa el día del juicio

Este es el día del juicio mencionado en Mateo 10.15. Es el momento en que tendrán la oportunidad de salvarse los gentiles que murieron en la ignorancia. Aun los de Israel que murieron en el pecado tendrán su primera oportunidad de comprender la verdad de Dios y su camino (Ezequiel 37). El profeta escribió que Dios pondría su Espíritu en los resucitados (versículo 14). Esta es precisamente la salvación que Jesús mencionó en su sermón aquel gran día de la fiesta en el otoño del año 30 D.C.

Este octavo día, que sigue inmediatamente después de los siete días de la fiesta de los tabernáculos, figura la terminación del plan de redención. Tiene lugar inmediatamente antes del cielo nuevo y la tierra nueva. Todos serán resucitados: padres e hijos, jóvenes y viejos.

Note que se abre el "libro de la vida", símbolo de la salvación (Apocalipsis 20.12). El libro de Apocalipsis nos muestra la escena final del día del juicio, cuando se acaban el cielo y la tierra materiales y los fieles reciben su recompensa eterna delante del trono de Cristo. Los malos, los desobedientes, perecen en un lago de fuego.

¡Cuán maravilloso es el plan! Todos tendrán igual oportunidad.


Por último, veamos Levítico 23.37-38. Terminada la descripción de los días santos, dice: "Estas son las fiestas solemnes del Eterno, a las que convocaréis santas reuniones… además de los días de reposo del Eterno".

El domingo es el día de descanso semanal para las iglesias de nuestra época, pero el sábado es el día del Señor.

La Navidad, el Año Nuevo, la Semana Santa y muchas fiestas más nos fueron legadas por Roma, ¡pero estos siete días del año son los días santos de Dios! Dejemos de observar las fiestas de este mundo y celebremos los verdaderos días santos de Dios. (Vea calendario en las página 36).

Información sobre los festivales

Por supuesto, muchos de quienes leen este folleto tal vez no conozcan a ninguna persona o grupo que guarde las fiestas santas de Dios. Quizás se pregunten si existe siquiera un grupo que las observe. Usted puede enterarse de esto si en verdad le interesa.

La Iglesia de Dios tiene ministros debidamente ordenados - hombres dedicados y plenamente instruidos - en diversas partes del mundo. Ellos están disponibles para visitar a usted personalmente y responder todas sus preguntas. (Para mayor información sobre consultas personales, escríbanos a la dirección que aparece en esta página web).

Naturalmente, ninguno de nuestros ministros visitará su hogar si usted no lo solicita, pero si desea saber más acerca de las festividades de Dios y dónde debe celebrarlas, escríbanos inmediatamente. Será un privilegio para nosotros hacerle una visita personal si usted así lo desea.

para leer el artículo completo acerca de las Fiesta Santas de Dios pincha el siguiente vínculo